Cómo ahorrar dinero en llamadas a la cárcel

¿Estás cansado de gastar cientos de dólares mensuales en llamadas a la prisión? En este post te explicaremos cómo ahorrar dinero en llamadas a la cárcel de una manera simple y gratuita para que puedas reducir el costo de tus facturas telefónicas. 

Cómo ahorrar dinero en llamadas a la cárcel

Cómo ahorrar dinero en llamadas a la cárcel

Hay dos formas de recibir llamadas desde la prisión:  

La primera forma en la que un recluso puede llamarte es realizando llamadas por cobrar, en este caso desafortunadamente no podemos ayudarte a ahorrar dinero.  

La segunda forma en que los reclusos pueden hacer llamadas es a través de un servicio de terceros que les proporciona una cuenta de llamadas prepagadas. Hay muchos proveedores de telefonía para reclusos; sin embargo, la elección de la empresa depende de la institución en la que esté encarcelada la persona.

Los tres proveedores más importantes de llamadas prepagas para reclusos son Securus, Global Tel Link y IC Solutions.

La facturación de estas empresas funciona de la siguiente manera: si la llamada es local a la institución, entonces se aplica una tarifa local mucho más baja. Si la llamada que realiza el recluso está fuera del área, es decir, si es una llamada de larga distancia, entonces costará mucho más por minuto. Lo que se debe hacer es establecer un número de teléfono local al que el recluso pueda llamar.

Sigue leyendo: ¿Cuánto cuestan las llamadas en las cárceles de Estados Unidos?

¿Cómo lo haces?

Una nueva tecnología de Google llamada Google Voice, permite a los usuarios registrarse gratuitamente y elegir el número que deseen.  Este número es entonces reenviado a un número existente (tu número) que puede ser tanto un teléfono fijo como uno móvil. Este método también puede ser usado como una solución alternativa si la institución penal en la que se encuentra la persona con la que quieres hablar sólo permite llamadas a un teléfono fijo.  

Mucha gente ha comenzado a beneficiarse de esta herramienta, por lo que los números en determinados lugares pueden ser escasos. Es conveniente que te inscribas en un número local del centro penitenciario, así que busca números que no tengan el mismo código de área, sino que utilicen el mismo prefijo de tres dígitos que el número de teléfono de la penitenciaría.  

Lo primero que debes hacer es registrarte para obtener una cuenta de Google. Si tienes una cuenta de G-mail significa que ya tienes una cuenta de Google y puedes usarla para registrarte en Google Voice. Puedes encontrar el sitio web de Google Voice siguiendo este enlace.  

Es muy importante que te asegures de que el número de Google Voice que selecciones sea el mismo código de área que el del centro de reclusión. El número que te dé Google Voice será el número que el recluso incluirá en su lista de llamadas aprobadas y éste será el número que marcará cada vez que quiera llamarte. El número de Google Voice es también el número que utilizarás para configurar una cuenta a través del proveedor de telefonía de reclusos (Securus, Global Tel Link, IC Solutions o una empresa similar).

Sigue leyendo: Cómo llamar a un preso en Estados Unidos

Cuidado con las estafas

Por último, es importante que sepas que existen algunos sitios web que prometen ayudarte a ahorrar dinero en las llamadas de los presos. El método que utilizan es exactamente igual al que te hemos explicado pero te cobran por hacerlo ¡No te dejes engañar!  

Su verdadero propósito no es ayudar a los reclusos y a sus familias, son simples especuladores que buscan ganar dinero rápido cobrando por algo que puedes hacer tú mismo de una forma sencilla y gratuita. Ahora que ya sabes cómo ahorrar dinero en llamadas a la cárcel, no pierdas más dinero. Sigue los pasos que te hemos explicado para que puedas reducir tus facturas telefónicas de inmediato.

Sigue leyendo: Las 5 mejores y peores cárceles de Estados Unidos

¡Comparte nuestro artículo!


Artículos relacionados:

Deja un comentario

Prisión en USA